Litermas #12 - Palabras ajenas #6 "Lo que no tiene nombre"- Piedad Bonnett

diciembre 12, 2017




"No maldigas el alma que se ausenta
dejando la memoria del suicida,
¿quién sabe qué oleajes, qué tormentas,
lo alejaron de las playas de la vida"
 
Versos extraídos de "Ni siquiera las flores"
Eduardo Darnauchans

Hola a todos, terminé de leer el libro y vine a escribir la reseña, mi urgencia radica en la necesidad de que más gente pueda conocer esta historia. Gracias a la cita de texto que antecede estas palabras entenderán que la temática es ardua pero les aseguro que el libro es bellísimo.

Fuente
Piedad Bonnett es colombiana, licenciada en Filosofía y Literatura por la universidad de los Andes y profesora en esta institución desde 1981. Tiene una maestría en Teoría del Arte y la Arquitectura por la universidad Nacional de Colombia.

Ha publicado siete libros de poemas, con "El hilo de los días" ganó el Premio Nacional de poesía otorgado por el instituto colombiano de Cultura, en 1994. 

Es autora, además, de cuatro obras de teatro y de cuatro novelas: "Después de todo", Para otros es el cielo", "Siempre fue invierno" y "El prestigio de la belleza"

Empecemos: "Pero la fuerza de los hechos es incontestable: "Daniel se mató" solo quiere decir eso, solo señala un suceso irreversible en el tiempo y en el espacio, que nadie puede cambiar con una metáfora o con un relato diferente. 
Daniel se mató, repito una y otra vez en mi cabeza, y aunque sé que mi lengua jamás podrá dar testimonio  de lo que está más allá del lenguaje, hoy vuelvo tercamente a lidiar con las palabras para tratar de bucear en el fondo de su muerte, de sacudir el agua empozada, buscando, no la verdad, que no existe, sino que los rostros que nunca tuvo en vida aparezcan en los reflejos vacilantes de la oscura superficie"

Avisé, es un tema enrevesado: el suicidio, además viene de la mano de una enfermedad mental y todo esto contado por la voz de una madre que sufre y su dolor da título al libro: "Lo que no tiene nombre"

Este libro es una mezcla entre ficción y crónica sobre la lucha que emprendió, durante diez años, su hijo Daniel contra la psicosis y la esquizofrenia, el suicidio y el posterior duelo de la familia, principalmente de la autora, su madre. El libro nos presenta a Daniel, ese excelente artista plástico y su vínculo con el arte, la sociedad, la medicina y su madre. 

Fuente
El libro está dividido en cuatro capítulos: "lo irreparable", "un precario equilibrio", "La cuarta pared" y "El final" cada uno se detiene en un aspecto del proceso: la enfermedad, el dolor, la locura llamada por su nombre y el suicidio. A la vez, el texto se divide en pequeños fragmentos, casi como un poema en prosa. Podríamos decir que la narradora hilvana retazos para reconstruir la memoria. 

La autora/madre ingresa al edificio en el que vivía su hijo y se encuentra con sus libros, sus pinturas, sus apuntes académicos, su ropa y el lector se va enterando quién era Daniel, cuándo comenzaron sus crisis, la imposibilidad de la medicina de nombrar/diagnosticar la enfermedad, el deseo de mantenerla en silencio, la necesidad de parecer normal en una sociedad que exige "ser normal" y la necesidad de pedir "ayuda para llegar al final"


Fuente


Piedad pudo caer en el lugar común pero no lo hizo, hay una preocupación por el lenguaje porque además de madre es escritora y se vale de la verosimilitud y ordena los hechos y los sirve al lector. Le exige al lenguaje todas sus posibilidades, por momentos el discurso se torna metalingüístico, duda de las formas verbales y cómo modificarían la forma de decir el dolor.  

Se reconoce la búsqueda teórica para explicar-se la enfermedad, la necesidad del "final", la caracterización del suicida y abundan los ejemplos de autores que atravesaron por las mismas dolencias dejando por escrito su sufrimiento y las citas textuales de poemas y cuentos.  

También nos enteramos, dato no menor, que por un problema con el acné Daniel es tratado con un medicamento que entre sus advertencias deja clara la posibilidad de crisis psicóticas e intentos de suicidios. También el médico aclara que el acné, sin antecedentes en la familia podría ser una señal de la angustia. Fíjense que dilema ético abrimos con este paréntesis: ¿alguien debe morir/sufrir para que algunos se curen? ¿lo que nos cura a la vez nos mata?

Casi al final la autora se pregunta por qué escribir sobre algo tan íntimo y doloroso y una de las razones que da es: "Porque aunque envidio a los que pueden hacer literatura con dramas ajenos, yo solo puedo alimentarme de mis propias entrañas."

De sus entrañas nació Daniel y del mismo lugar el dolor y este libro.

Comparto con ustedes una entrevista con la autora: 


y el enlace a un blog en el que aparecen expuestas algunas de las obras pictóricas de Daniel: http://danielsegurabonnett.blogspot.com.uy/   

 Gracias por leerme.   



 "Yo he vuelto a parirte, con el mismo dolor para que vivas un poco más"


You Might Also Like

0 comentarios