Litermas #13 Ellas #2 - Chimamanda Ngozi Adichie

diciembre 13, 2017


Hola a todos, hoy en la sección "Ellas" haré una breve introducción a Chimamanda Ngozi Adichie a través de dos de sus libros, en este caso de no-ficción: "Todos deberíamos ser feministas" y "Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo"


Fuente
La primera vez que me detuve a leer sobre feminismo fue con la transcripción de esa charla TEDX "Todos deberíamos ser feministas", sí, conocía a Simone de Beauvoir pero estaba repleta de prejuicios, no me avergüenza decirlo mi discurso era el hegemónico, el patriarcal. 

"Feminismo" es un término que refiere a grandes rasgos y tratando de englobar todos los feminismos: a un movimiento social e ideológico que se inicia a fines del siglo XVIII y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación y explotación de que han sido objeto por parte del colectivo masculino, en el seno del patriarcado bajo sus distintas fases históricas de modelo de producción, lo cual las mueve a la acción para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que ella requiera. (Fuente)

A partir de esta definición nadie podría negarse a la premisa planteada por Chimamanda: Todos deberíamos ser feministas, pero la realidad lo desmiente: no es así y hay un grupo que no solamente  está en desacuerdo sino que está empeñado en mostrar que no es necesario. 

En la teoría, incluso parecería que hay gente dispuesta a trabajar para disminuir la brecha pero cuando hay que tomar decisiones reales, como por ejemplo votar la ley de cuota femenina, el "parto" es complicado. En el discurso diario utilizamos expresiones y realizamos acciones que condenan la libertad femenina, ya sea sobre su cuerpo o su accionar. Durante muchísimos años el discurso masculino prevaleció, por lo tanto, el cambio es doloroso, consiste en asumir que, en mi caso, más de veinte años llevé adelante un discurso que iba contra mi condición de mujer ¿raro, no?


Fuente


En este discurso Chimamanda además de detenerse en la situación social de la mujer en Nigeria, le agrega al feminismo la condición de ser mujer negra. Lo que incluye ciertas prácticas culturales difíciles de erradicar. En una charla amena, usando sus propias historias la autora nos muestra cómo la mujer ha intentado liberarse, lo que implica enfrentarse a toda tradición. 

El texto es breve, incluso pueden optar por ver el vídeo pero lo importante es que nos posiciona de frente a lo mucho que hay por hacer. En Uruguay se votó la ley de femicidio, asimismo mientras preparo esta publicación leo en Twitter la noticia del asesinato número 34. 

El machismo y la violencia de género está institucionalizado. La sociedad sigue cuestionando a la víctima (no hay necesidad de citar casos), seguimos preguntando el color del envoltorio de regalo, si es nena: rosado, si es varón: celeste; seguimos eligiendo obsequios que perpetúan estereotipos: ellas: una cocina, ellos: un arma. 

Somos educados de forma distinta, las reglas son diferentes, en vez de enseñar a nuestros hijos a respetar, enseñamos a nuestras hijas a protegerse: es absurdo. 

Este libro sirve como introducción al feminismo, es importante porque dialoga con el lector común que carga, todavía, con prejuicios y lo aleja de esa terminología compleja del "heteropatriarcado", "cisnormativa" y le muestra qué acciones puede ejecutar, desde lo cotidiano para modificar esta realidad. 

Con este propósito surge el segundo texto que mencioné anteriormente: "Querida Ijeawele. cómo educar en el feminismo"
Fuente
Una de sus amigas la cuestiona sobre qué debería hacer para criar/educar una hija feminista, Chimamanda le responde guiándola, en forma de consejos sobre qué acciones puede emprender para que esto ocurra. 

El viejo y querido ejemplo, pregonar con el ejemplo. Incluir al varón no como ayudante sino como protagonista responsable en el cuidado y formación de los hijos, enseñarles a los niños lo absurdo de los roles de género, destacar la importancia de la educación para ser libre, la necesidad de cuestionar el lenguaje, evitar tratar el casamiento como realización, agregar a su formación el diálogo sobre sexo, marcar las diferencias y plantear la desigualdad. 

Es obvio que este libro no está solamente dedicado a las mujeres, el que crea esto no entendió nada. Está pensado para todo aquel que esté dispuesto a "deconstruir" el modelo predominante, al que esté dispuesto a "abrir" los ojos. No es una receta, pero a medida que pasamos por los capítulos vamos modificando pensamientos, rememorando situaciones, reconociendo conductas, el objetivo se cumple pues el lector se detiene a "mirar hacia adentro".



Fuente



"Para mí, el feminismo siempre es contextual. No tengo una norma grabada en piedra; lo más parecido a una fórmula que tengo son mis dos "Herramientas feministas" y quisieras compartirlas contigo como punto de partida.
La primera es tu premisa, la creencia firme e inflexible de la que partes. ¿Cuál es tu premisa? Tu premisa feminista debería ser: Yo importo. Importo igual. No "en caso de". No "siempre y cuando". Importo equitativamente. Punto.
La segunda herramienta es una pregunta: ¿Puedes invertir X y obtener los mismos resultados?"
Fragmento de "Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo"


Para terminar, antes de compartir el vídeo de la Charla TEDX, quiero decir algunas cosas: la primera es que estoy muy feliz de haberme pasado "al lado feminista de la fuerza" , la segunda es que estoy haciendo mi aporte como madre, tía, hija, esposa, docente, amiga y con este texto, que significa mucho para mí porque es uno de los primeros sobre el tema. Tal vez haya mucho para corregir, reitero, recién empiezo y lo hago desde el compromiso.

Volveré a escribir sobre la autora porque ahora me dedicaré a leer sus obras de carácter ficcional.  

No tengo el inconveniente de los comentarios agresivos porque me sigue poquísima gente pero, por las dudas, abstenerse (con educación, cualquier planteo)

Si llegaste hasta acá: muchísimas gracias por leerme. 






You Might Also Like

4 comentarios

  1. Amé con todo mi corazón tu frase "el lado feminista de la fuerza". <3 Porque fan de Star Wars.
    Yo me siento súper novata en el tema del feminismo, pero estoy más que dispuesta a estudiar e investigar. Tengo el libro "Todos deberíamos ser feministas" y ya muero por leerlo en cuanto termine mi lectura actual (el cual acompañaré con la charla TED, gracias por compartirla).
    El segundo es el que me parece todavía más importante. Para reflexionar sobre todo en cómo trabajar la normativa y pensamiento que nos inculcan desde pequeños y del que nos hacemos conscientes apenas ahora.
    Una increíble entrada, gracias. :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Confieso que no soy tan fan de Star Wars pero forman parte de mi infancia y adolescencia, a veces las incluyo en mi discurso. Yo también soy muy novata en estas cuestiones pero me voy animando a escribir sobre porque creo que debemos despertar las conciencias dormidas y todo método es válido.
    Espero que Chimamanda logre enamorarte como lo hizo conmigo.
    abrazo enorme y gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Lau! Amé con todas mis fuerzas a Chimamanda cuando leí «La flor púrpura» y también con los dos discursos de TEDx («Todos deberíamos ser feministas» y «El peligro de una sola historia»).
    Ella tiene mucha fuerza y sabe plantearlo desde la simpleza de los ejemplos cotidianos.
    ¡Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Stephanie! Amo a Chimamanda, fue una experiencia increíble leer su narrativa de ficción porque con sus ensayos estoy deslumbrada hace tiempo.
      Besos, gracias por leerme

      Eliminar