Litermas #20 Palabras ajenas #9 "La flor púrpura" de Chimamanda Ngozi Adichie

diciembre 20, 2017


Hola a todos, hoy vengo con otro "Palabras ajenas", hace muy poco les hablé de Chimamanda Ngozi Adichie, a partir de su charla TEDX "Todos deberíamos ser feministas" (les dejo aquí la publicación) pero en esta oportunidad escribiré sobre una de sus obras de ficción: "La flor púrpura"


Este fue el libro elegido en el Club de lectura , me entusiasmé con la idea de asistir al encuentro pero nos separan 400km y en estas fechas es complicado. Por lo tanto, aproveché la oportunidad del maratón de lectura feminista #GuadalupeReinas (aquí) y me dediqué a conocer su narrativa. 

"La joven Kambili, de quince años, y su hermano mayor Jaja, llevan una vida privilegiada en la ciudad de Enugu, pero su vida familiar dista mucho de ser armoniosa. Su padre, un poderoso hombre de negocios, es un fanático católico que alienta expectativas de cariño imposibles de cumplir. Cuando los jóvenes visitan durante unos días a su tía Ifeoma, descubren un mundo nuevo: las continuas risas de sus primos, las flores exuberantes, la calidez, el respeto a las ideas y la ausencia de castigos. Al regresar a su hogar, transformados por la libertad conquistada, la tensión familiar crece de forma alarmante."

La historia será contada desde la primera persona por Kambili, una adolescente perteneciente a la clase social alta, que vive cómodamente con sus padres y su único hermano, Jaja. Su voz, en principio infantil e inocente sufrirá un cambio profundo durante el desarrollo de la historia.

La joven es silenciosa, temerosa y observadora, establece con su hermano una relación tan estrecha que logran comunicarse "casi" telepáticamente a través de las miradas. Sus vidas están regidas por una detallada rutina de actividades relacionadas al estudio y su formación personal y espiritual, diseñada e impuesta por Eugene, su padre.

Este es un personaje complejo que inspira admiración y terror a la vez, es un fanático religioso, sus creencias lo hacen repudiar a su propio padre. Dueño de varias empresas, es un hombre rico, líder de un periódico importante, única voz que se enfrente al poder, es conocido y valorado por la población por sus actos de caridad. El "parecer" como referente de su comunidad se desdibuja ante el "ser" de la intimidad ya que, obliga a sus hijos a seguir los preceptos más tradicionales del catolicismo y, al mínimo desliz,  los castiga ejerciendo violencia física y psicológica. 




Las situaciones de violencias son extremas y aceptadas sin oposición por Kambili, su hermano y su madre Breatice, una mujer sumisa  y cabizbaja. Ninguno cuestiona el accionar del padre a quien pretenden agradar y servir. 

Este vínculo me recuerda a la dialéctica del amo y el esclavo, el opresor somete, silencia, domina pero se alimenta de la servidumbre del esclavo, porque sin el mismo no existe el amo. Me niego a creer que la intolerancia religiosa es lo que define a este ser violento y despreciable que lastima y luego llora y reza para alcanzar el perdón. 

Es muy importante el tratamiento de la temática ya que el lector, a través de la voz de una niña/adolescente comprende lo difícil que es romper con una relación tóxica, lo complejo que es reconocer las acciones del otro como abusivas y más si el otro es el ejemplo en persona de la lucha por los derechos humanos, referente de la comunidad y seguidor fiel de la iglesia católica. 

La violencia no se ciñe solamente al ámbito familiar, Kambili también nos muestra una Nigeria inestable, la mayoría de la población, que incluye a sus primos y abuelo, sufren racionamiento y temen las revueltas populares. El fanatismo religioso de Eugene es otra forma de violencia, la imposición de una fe que propone "imitar" creencias extranjeras somete una tradición religiosa local, poniéndola como inferior a la de los colonizadores.

Kamili y Jaja, visitarán la casa de su tía por un período y ese es el momento de los grandes cambios, es el momento de enfrentarse a la realidad. Él, adopta una postura activa ante el entorno y las personas con las que se relaciona, a ella le cuesta un poco más convivir con Amaka su prima, una adolescente libre y escandalosa. Durante la convivencia Kambili destaca el poder de la palabra y la risa como generadores de un clima ameno que posibilita la construcción de la libertad. 

Su tía es una profesora universitaria, viuda, negada por su hermano porque es una mujer de acción, independiente, moderna  y que mantiene una relación cercana, amorosa y tolerante con su padre de quien Eugene aborrece porque no se somete al catolicismo. 

En este transcurso con Ifeoma y su familia, Kambili experimentará cambios profundos en la relación con su abuelo, un hombre tranquilo, ligado a la religiosidad tradicional de su país y con mil y una historias por contar. Además, se vinculará con el padre Amadi, un joven y atractivo sacerdote y con esta relación observaremos el florecimiento de su cuerpo adolescente que deseará y querrá a ese hombre de quien no podría enamorarse porque como dice su prima Amaka es imposible competir con Dios.


La novela comienza con un acto de rebeldía ante las órdenes de Eugene por parte de Jaja, este es importante porque su accionar funciona como un espejo para su hermana, sus transformaciones son observadas y luego adoptadas por ella. Jaja es el que encierra la simbología de la flor púrpura a la que se refiere el título, sin embargo queda relegado a un segundo plano y Kambili se postula como protagonista, no solo porque atraviesa el proceso de transformación sino también porque es la única que sobrevive al sistema opresor. 

Es una novela que interpela al lector sobre un asunto actual, apremiante, sobre el que todos deberíamos reflexionar y actuar. El final es desgarrador porque el sistema opresor engulle a los personajes que luchan para sobrevivir y liberarse del sometimiento. 

¿Lo leíste? Escribime, quiero que intercambiemos figuritas.

Para terminar les dejo una charla TEDX de Chimamanda que advierte sobre el peligro de quedarnos con una historia única, creo que esto se ve perfectamente reflejado en la figura de Eugene: 


                                     



You Might Also Like

2 comentarios

  1. ¡Hola Lau! Recién vengo a leer esta entrada porque no quería influenciar mi propia opinión del libro al momento de escribir la reseña, pero ahora que leo lo que te pareció a vos veo que tuvimos varias cosas en común. Me encantó tu reseña, bien explicada y estructurada. Yo todavía tengo que trabajar en eso porque me sale escribir de un tirón todo lo que me provocó el libro y a veces termina siendo todo un entrevero. Qué lástima que no puedas acompañarnos en la reunión del club, habría sido genial contar con tu participación. Ojalá puedas venir para otra ocasión :)
    ¡Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santi! A mí me encanta tu forma de escribir reseñas. Ya tendremos oportunidad de encontrarnos en alguna de las reuniones del club el año que viene, besos.

      Eliminar