Machismo: 8 pasos para quitártelo de encima - Barbijaputa


Hola Palabritas ¿cómo están? espero que bien. La entrada de hoy va sobre "Machismo, 8 pasos para quitártelo de encima" escrito por Barbijaputa.

En verdad, no sé cómo llegué a él y confieso cierto prejuicio porque, gracias a la experiencia con Caitlin Moran, parece que todxs lxs "personajes" públicos deben escribir sobre el FEMINISMO y al final, todxs dicen los mismo y se torna un "producto" para generar capital y BLA, BLA, BLA. 

Vamos a lo que importa, ¿quién es BARBIJAPUTA? es el seudónimo de una escritora, columnista y twittera española, la referencia a la red social del pajarito es porque ahí se hizo conocida masivamente, desde el 2009, ya que trata temáticas de la actualidad como feminismo y política. 

En su BLOG se define como "... una chica anónima que se hace eco de las noticias que considera oportunas cuando lo cree oportuno y vierte su opinión libremente en su cuenta de Tuiter. Diré más o menos tonterías, acertaré algunas veces, me equivocaré otras. Pero sobre todo, intento aprender y agudizar el pensamiento crítico, cosa que Tuiter favorece. Podré perder los papeles y salirme de tono tantas veces como ovule, quiera, sienta y crea necesario. A quien no le guste (perfectamente comprensible) puede dejar de seguirme, pero siempre recordando que no le debo reembolsar ningún dinero, ni dar explicaciones, ni pedirle perdón. También puede volver a seguirme, no le cobraré."



En la introducción del libro la autora aclara algunas cosas, la primera: este es "un libro de autoputeo" pues la idea es revisar y perder privilegios, por lo tanto, ese camino de superación del lado machista será espinoso. En segundo lugar, plantea las dudas en cuanto a su escritura ya que, nadie se reconoce como "machista" de manera que ¿quién lo leería? 

Para que las dudas con respecto a esta última interrogante se disipen, la autora escribe dirigiéndose a un TÚ masculino, siguiendo la estructura de un libro de "logros", el machismo se ve como una adicción y se le brinda al adicto ocho pasos para librarse de esta y poder re insertarse en la sociedad. 

Con una lista que comienza en la SOPRESA "¡¿Yo, machista!?, continúa por la RESISTENCIA: "Pero...no puedo ser machista, tengo una hija y la educo en la igualdad" y culmina en NUEVA ETAPA: "Y ¿cuál es mi papel dentro del feminismo?", referencias a autoras como Virginia Woolf, Silvia Federici, Simone de Beauvoir, la autora nos brinda a las mujeres una serie de respuestas posibles a las premisas emitidas por los machistas y a estos, una serie de aspectos que servirán como herramienta para despojarse de los privilegios y entender el feminismo. 

Ante la sorpresa, la autora aclara: ser machista es la norma, porque el machismo es una construcción social, los hombres no están biológicamente determinados sino que es adquirido, aprendido, asumido y aceptado

Una de las representaciones de esa construcción es el piropo, el hombre cree que tiene el derecho a evaluar a una mujer en cuanto a su físico y lo hace impunemente, sin que alguien se lo haya solicitado. 

Irónicamente, el término "Feminista" fue utilizado por primera vez por un hombre: Alejandro Dumas (hijo) en el siglo XIX, con la finalidad de mofarse de las mujeres que luchaban por sus derechos. Años después una sufragista se reapropió del término, por lo tanto los "machirulos" debieron reinventarse y, otro hombre, Rush Limbaugh, locutor radial, republicano conservador, contrario a la libertad de la mujer sobre su cuerpo, comparó el aborto con el holocausto nazi, creando así: "Feminazi." Algunas feministas se apropiaron del término de manera que, surgió el "Hembrismo"

La autora se refiere a la violencia usando la metáfora del ICEBERG




Lo que se ve, es lo que nos pone alerta, pero el femicidio es el último escalón de la violencia, lo que no se ve es porque está "normalizado", por esto cuando adquieres conciencia feminista: ves machismo por todos lados. Y, sí. Es un hecho. 

La educación en feminismo (imposible no recordar a Chimamanda Ngozi Adichie) sirve para amortiguar el impacto pero no es una garantía. Aquí se detiene en algo que, para mí, es muy importante: la interseccionalidad; etnia, religión, clase, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad, la relación privilegio/opresión se desarrolla dentro de estas categorías, por eso es necesario incluir a las minorías.   

Analiza la educación en machismo que recibimos diariamente, a través de las películas de Disney con sus historias de "amor romántico" donde la protagonista joven, bella, rubia y recatada, desarrolla su paciencia y logra modificar a la bestia masculina, porque el amor todo lo puede; algunas para adultos "El diario de Noah" y algunos libros como "Crepúsculo" o "Cincuenta sombras de Grey".

Revisa el concepto de heteropatriarcado, no importa qué mires, qué leas la heteronormatividad y el cánon de belleza heteropatriarcal excluye a las minorías y encasilla.

Citando a Simone de Beauvoir, "El opresor no sería tan fuerte sino tuviese cómplices entre los propios oprimidos", refiere a las "Colaboracionistas del machismo", concepto con el que al principio no estuve de acuerdo. Creo que si tenemos en cuenta la metáfora de Las gafas violetas usada por Gema Lienas, solamente después de usarlas somos capaces de reconocer cuánto interioriza la mujer el discurso machista y cómo es guiada por ese sistema.

Apunta además a la SORORIDAD, a generar relaciones positivas entre mujeres para contribuir con acciones específicas  a la eliminación de todas las formas de opresión y violencia. 

Señala un aspecto que no recuerdo haber leído: El feminismo y la derecha, para esto cita a Beatriz Gimeno, política y activista española quien alega: "El feminismo es una teoría crítica, es un movimiento social, político, es una ética, es un paradigma ideológico con unos mínimos normativos fuera de los cuales no se puede ser feminista(...)Así que no se puede ser feminista y de derecha" Esto se desprende de un análisis de los pilares de la derecha: el individualismo y la importancia del capital. Si una mujer de derecha se dice feminista pero piensa solamente en su ombligo o apoya leyes o dictámenes que vayan a favor de su religiosidad y contra la libertad del colectivo interseccional femenino ¿es feminista?

El capitalismo no es compatible con el feminismo pues este sistema usa el cuerpo de la mujer para que esta reproduzca, críe y cuide a nuevos elementos que debe introducir en la maquinaria de la producción, no puedo dejar de pensar en "El cuento de la criada" de Margaret Atwood.

Uno de los temas más polémicos, cuestionado en la tercer ola del feminismo en los noventa es la prostitución ¿abolición o regulación? Este es uno de los aspectos con el que más discordé en "Teoría King Kong" de V.Despentes, estoy contra la concepción de la mujer como objeto sexual, el argumento de que no se puede prohibir a las mujeres qué hacer con sus cuerpos, es débil, no me convence.

De todas las violencias que sufro como mujer, la que más me costó determinar fue la "obstétrica", en el libro la autora refiere al ámbito laboral, la falta de paridad de género en algunos sectores y amplía en el sector de la medicina. Obviamente se refiere a la Histeria, enfermedad exclusivamente femenina, etimológicamente proviene del griego "Hystear", o sea "útero", pero además señala la incapacidad de los médicos en reconocer dolencias femeninas realizando intervenciones quirúrgicas innecesarias o disponiendo tratamiento con ansiolíticos a mujeres con los mismo síntomas que los hombres, expuestos a pruebas físicas, antes de determinar enfermedades y/o tratamientos. 

Por último, no podía dejar afuera el machismo de la RAE aludiendo a la necesidad de adoptar extranjerismos como: manspreading (man, hombre- to spread, extenderse); mansplaining (man, hombre - to explain, explicar); y mansterrupting (man, hombre - interrupting, interrumpir).

¿Cuál es el papel del hombre dentro del feminismo? Para responder a esta cuestión cita palabras de una activista del Reino Unido, Kelley Temple quien explicó que, el hombre no necesita espacio en el feminismo sino que, debe tomar el espacio que posee y tornarlo feminista. 


Es un libro breve, didáctico, despertador de conciencias. Creo que es una buena opción para regalar ya que, erradicar el machismo, es un beneficio para la colectividad 

¿Conocen a Barbijaputa? ¿Leerían el libro?







16 comentarios:

  1. Hola Lau, interesante entrada, creo que comparto la mayoría de las cosas, aunque en el tema de violencia obstétrica para mi, desde mi formación en psicología, siempre lo tomé como la violencia en el ámbito del parto, del durante el embarazo y después del embarazo, en ese entorno. Pero puedo estar equivocada. Si siempre se vio en psicología el tema de las diferencias químicas y de formación del cerebro, que no son exactamente iguales y hay áreas más desarrolladas para unos y para los otros, lo cual lleva a la predisposición de enfermedades que porcentualmente las hay más para hombres que para mujeres. Pero eso lo digo de lo que yo tengo entendido, no leí el libro así que no sé cómo lo menciona. (Tampoco pongo las manos en el fuego por todos los que estamos en la salud mental porque he visto y conocido cada penal que deos meo).
    Pero muy buena la entrada, ya te digo, en gran parte comparto.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ana: antes, durante y el período posterior al embarazo. Igual ese es un ejemplo que cito yo, porque estoy leyendo sobre eso. En el libro se refiere a la Histeria, recordé de inmediato al libro "El papel tapiz amarillo" de Charlotte Perkins Gilman, que dialoga con la vida de la autora en la que tiene depresión posparto y su esposo y hermano, médicos, le diagnostican "Histeria".
      Y con respecto al tratamiento con "ansiolíticos"señala a los tratamientos de emergencia, mismos síntomas, mujer tratada por ansiedad, hombre expuesto a pruebas físicas para determinar tratamiento.
      Por lo visto no fui clara en mi texto, prometo ser más ordenada la próxima vez.
      Besos, nos leemos

      Eliminar
  2. Hola Lau.
    Que interesante que tanto vos en el post como la autora en el libro hagan conexiones con otros libros y autores. En mi biblioteca los libros juveniles machistas han ido volando y está bueno tener en mente cosas que alguien recomiende para renovar la estantería, y más aún cuando el mercado está tan enfocado en vender el feminismo de cualquier manera.
    Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tami, es imposible leer un libro y no hacer conexiones, por lo menos para mí. En el proceso de deconstrucción, al que nos referimos en la entrada anterior, una se va despojando de los esterotipos, o por lo menos, eso se intenta.
      Gracias por leerme, abrazo

      Eliminar
  3. Qué verdad esa de que cuando descubres el feminismo ves machismo en todos lados, y que frustrante es ver como pasamos la vida bombardeadas y sin darnos cuenta. No conocía ni a la autora ni al libro, pero me lo anoto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Romi! Darnos cuenta que fuimos/somos bombardeados ya es un gran paso. Me alegro que te haya gustado, ojalá lo puedas leer.
      Besos

      Eliminar
  4. Hola! No conocía el libro, pero cuánta razón eh. La verdad, me quedo con ganas de leerlo y, si pudiera, regalarlo... Mucha razón tenés tú ahí.

    Un abrazote ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sof qué lindo leerte por acá. Me alegro que te queden ganas de leerlo, besos

      Eliminar
  5. Lau, que placer leerte. Sos necesaria en esta blogsfera. No conocía el libro pero me dejaste con muchas ganas de leerlo. Una de las cosas que tengo pendiente es leer más libros feministas. Muchas gracias por la recomendación.

    Besotes ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pauli! Qué bueno que te haya interesado el libro después de mi lectura. Este es un buen libro para empezar en el tema.
      Gracias por tus palabras, abrazo. Nos leemos.

      Eliminar
  6. ¡Hola Lau!
    Sin dudas tenía curiosidad por este libro, admito que la portada y el título no me llamaron mucho la atención, mucho menos el seudónimo de la autora. Pero admito que gracias a tu reseña voy a ignorar la estética del libro y darle una oportunidad, nunca está demás reeducarme cada día un poco más.
    Muchas gracias por esta reseña Lau, es maravillosa y sin dudas invita a darle una oportunidad al libro que a su vez va a permitir deconstruirnos y volver a construirnos cada día un poquito más.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gio, hay que destruir y volver a construir, es necesario. Me alegro que te haya generado interés y espero que lo leas.
      Abrazo

      Eliminar