Palabras ajenas "Proyecto Pandora" de Sofía Aguerre



Hola ¿cómo están? Hoy les traigo mi experiencia de lectura de mi segundo libro del año "Proyecto Pandora" de Sofía Aguerre, libro que se inscribe en la lectura conjunta de la que les conté ACÁ y también en el desafío de lectura #Vocesdemujeres  específicamente en la tercera categoría: autora nacional. 

No es la primera vez que leo a esta polifacética autora, les dejo por acá mis impresiones sobre "Las lunas de marzo", su anterior publicación. 

Asimismo parece que leí a otra autora, del estilo clásico y refinado pasamos a una vorágine de acontecimientos, una galería de personajes y algunos elementos y temáticas propias de la distopía. Un estilo que no suelo leer y que me desplaza de mi zona de confort. 


"Ni todos los avances tecnológicos del siglo XXI han conseguido eliminar la lacra de la desigualdad social. Por el contrario, el mundo de Nina Farrel está más polarizado que nunca. Las guerras han posicionado en el poder un nuevo orden religioso que se sustenta gracias a gobiernos totalitarios y aquello que se conocía como libertad ahora es una mera ilusión.

Sin embargo, nuestra protagonista es ajena a todo ello. Vive en una zona acomodada del viejo Londres, se somete a mejoras quirúrgicas gracias a la robótica y estudia en un instituto de prestigio. Desde que sus padres desaparecieron cuando era una niña, su abuela y su tía se han encargado de que nunca le falte de nada.

Nina es incapaz de imaginar que una lluviosa tarde de otoño su vida va cambiar de forma radical. Ante sus ojos y presa de la impotencia, será testigo del secuestro de su mejor amigo. Además, ya no habrá en su hogar hombro sobre el que llorar. Sola, indefensa y asustada, ¿conseguirá sobrevivir en un mundo de bares clandestinos, centros que experimentan con humanos y conspiraciones políticas?"

El mundo sufrió una reorganización luego de la guerra entre las potencias  y ahora es dominado por una orden religiosa la "Orden de Sae". Algunos países son fieles a la Orden, los que preferían vivir sin fe formaron la Unión de las Naciones independientes. 

Como todo gobierno autoritario, la Orden acentúa las desigualdades sociales, "controla" a la población e incentiva proyectos de implantes cibernéticos en seres humanos (una especie de cyborg)

"-Condenar el arte. Quemar libros, destruir museos. El arte era malo, corrupto. Solo el nuevo arte o el arte "inocuo" era aprobado por los adeptos a Sae"

Nina Farrel ha vivido en una burbuja de privilegios, a pesar de haber sufrido la desaparición de sus padres, es "protegida" por su abuela y su tía. Asiste a un buen colegio, se ha realizado implantes para "mejorar" su capacidad física y goza de la amistad incondicional de Thomas White, "Tommy" para los íntimos. 

En una de las salidas con Tommy, Nina es testigo del secuestro y desaparición de su amigo:

"Un segundo. A Tommy se lo habían llevado en un segundo. Ella se había distraído un segundo. En un segundo, todo se desmoronaba."

A partir de este hecho la vida de la chica de cabello azul se derrumba y para sobrevivir y recuperar su libertad y la de su amigo deberá enfrentarse al peligro. 




Además, la historia se poblará de personajes, algunos hostiles, otros desesperados y se tejerá una red de silencios entre los callejones y los pulcros pasillos de CIDOC.

La amistad es un elemento importante que regirá la narrativa pero hay un gran problema: No se sabe en quién confiar, todos esconden secretos que no nos serán develados en su totalidad porque es la primera parte de una bilogía. 



Los nombres de los personajes, de los lugares, de los procesos dentro del CIDOC (Centro de Investigación y Desarrollo de Organismos Cibernéticos) me mantuvieron atenta, no es mi estilo usual de lectura, sin embargo la descripción de la organización social y política es precisa y clara. 

En la búsqueda de aliados para cumplir sus objetivos conoce a Gareth, personaje masculino que irá cobrando importancia para la trama por su accionar, sus vínculos y su historia. 

Esta primera parte de la novela está dividida en dos: Libro Uno: Proyecto Pandora; Libro dos: Proyecto Epimeteo. Las referencias a la mitología griega son explícitas pero también reconocemos guiños tanto a la obra de Ursula K Leguin como a la música de los Sex Pistols.

El punto de vista narrativo irá cambiando de un capítulo a otro, sin previo aviso y así uniendo las tramas. 

Una característica que se mantiene en la narrativa de la autora es la creación de personajes humanos, falibles, con matices, por otra parte, la autora no le tiene piedad a sus personajes, cuando algo parece mejorar, un giro inesperado, acompañado de un elemento externo borra de un plumazo la esperanza. 

Me dominó la desorientación, no por su complejidad sino porque Nina no sabe dónde ir, ni en quién confiar y porque  la Orden de Sae y la facción resistente de las Naciones independientes embebidos de poder se enfrentarán usando la misma ficha, sin medir las consecuencias. 

Si te gustan las distopías: dale una oportunidad a la novela. 

Solo hay un detalle que considero negativo y es la cantidad de veces que los personajes se muerden el labio inferior. Lo siento, sé que suena a nimiedad en una novela de casi quinientas páginas pero también lo marcaría en otro libro y, sin justificarme, me pareció justo citarlo. 

¿Estás acompañando #LCPROPANDORA? ¿Te gustaría leer la novela?

Si te interesa lo podés conseguir en la Distribuidora Aletea  o en La libélula libros 

Nos leemos.

Punto para mi sobri, que sirvió de modelo. 



4 comentarios:

  1. Necesitaba una reseña de este libro! Las Lunas de Marzo no me gustó y tenía un poco de miedo. Pero por lo que leo en tu reseña, es completamente diferente al libro anterior, así que pienso darle una oportunidad en cuanto pueda hacerme con el Proyecto Pandora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Romi, no sabés lo cuidados que fui para no contar nada que no debiera, a mí me gustó más "Lunas de marzo" pero este tiene su valor y sí, incluso entre la primera "Proyecto Pandora" y la segunda "Proyecto Prometeo" parece otra voz y eso está genial.

      Eliminar
  2. ¡Hola Lau!
    Estaba esperando ver tu opinión de Proyecto Pandora, como siempre punto extra por la sinceridad ante todo.
    A mi me gustó bastante y acompañé la LC, además de que utilice la playlist de Spotify en la que Sofía nos invitó a participar sugiriendo temas para acompañar cada momento del libro.
    Un lindo detalle, espero estar subiendo pronto la reseña en mi blog.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gio! No puedo leer con música y además el libro tenía tanta acción que me fue imposible demorar dos meses leyéndolo.
      Me paso por tu blog, nos leemos

      Eliminar