PALABRAS AJENAS - "AMERICAN GODS" DE NEIL GAIMAN

"American Gods" fue escrito por el británico Neil Gaiman, autor de historias como "Coraline" o "Sandman"; es mi primera experiencia con su narrativa y llegué a esta por una invitación de Gio de Las lecturas de Gilead y Vanessa de My world between books en el mes de junio, para una lectura conjunta: 



Tenía el libro en mis estanterías en la Edición Especial con las notas manuscritas del autor, ¡qué mejor oportunidad! pensé; no sabía qué esperar de esta lectura, por lo tanto, no cabía otra opción: LEER.

Es una historia muy difícil de encasillar y esto, de alguna manera, se explica en los galardones recibidos que oscilan entre la fantasía y el horror. Aunque la premisa no parece compleja, termina siendo un libro exigente para el lector. 

En la introducción a la Edición X Aniversario, Gaiman dice: 
Quería que fuera muchas cosas. Quería escribir un libro largo, raro y lleno de divagaciones; así lo escribí y así resultó. Quería escribir un libro que incluyera todas  las cosas que me fascinan y me obsesionan de Estados Unidos, que son precisamente las cosas que no suelen mostrar las películas y las series de televisión. 

 Vaya si lo logró, los tres adjetivos que califican su idea de novela se cumplen a la perfección. No soy correctora de estilo pero no es necesario serlo para ir tachando párrafos enteros, con detalles superfluos e innecesarios como, por ejemplo, el proceso de higiene del personaje antes de irse a dormir. Como verán, no es de mis lecturas preferidas de este año, aunque obviamente soy capaz de reconocer sus aciertos.

Vayamos al argumento: Un joven llamado Sombra, es liberado tres días antes de cumplir su condena porque su mujer y su mejor amigo han muerto en un accidente de tránsito (tranquilos, amantes de los spoilers, esto ocurre en las primeras páginas). En el camino a casa, acaba por aceptar una propuesta de trabajo ofrecida por un excéntrico anciano llamado Miércoles (y acá me peleé con el traductor, si Shadow Moon es Sombra, ¿por qué Wednesday  no es Miércoles?) Lo que aparentemente es la simple función de "hombre de los mandados" se convierte en un reclutamiento de nivel teológico/mitológico urbano estadounidense para un enfrentamiento bélico. 




Sombra es el protagonista de la novela, uno de los personajes más "tibios" que ya leí. Leía y releía sus no-reacciones y no lograba comprender el propósito del autor. Tiene una actitud introspectiva, para sobrevivir en la cárcel se ha impuesto el silencio: 

Era una cuestión de supervivencia: nunca contestaba, ni tenía nada que opinar sobre la seguridad en el trabajo de los funcionarios de prisiones, ni entraba en debates sobre la naturaleza del arrepentimiento...

y a pesar de estar preso al comienzo, no parece moralmente cuestionable, su obsesión es estar junto a Laura su mujer, de la que se muestra ciegamente enamorado. Ante la trágica noticia de su viudez no reacciona y así será hasta las últimas cien páginas. No tiene ninguna iniciativa, es una marioneta siguiendo órdenes de Miércoles y nosotros "vemos" a través de sus ojos, y es a través de su mirada que vamos descubriendo a Estados Unidos, el gran personaje de la historia. 

El personaje central emprende un recorrido junto a Miércoles, en la búsqueda de aliados para el enfrentamiento bélico entre los dioses antiguos y los de la nueva orden, y ese viaje nos presenta lugares recónditos de Estados Unidos, paisajes urbanos y rurales pero no las grandes urbes sino las pequeñas poblaciones y establecimientos, ahí donde se alojan los misterios más retorcidos, lo mágico se mezcla con lo real perfectamente.



Miércoles es un viejo extravagante. Le ofrece el cargo de mandadero a  Sombra quien, si bien lo sigue, pues nada tiene a perder y la posibilidad de reinserción social y laboral lo seduce, no sabe muy bien adónde va y con qué propósito y gracias a la perspectiva escogida por el narrador, los lectores nos pasamos hasta la mitad de la novela sin saber qué es lo que se avecina junto a la tormenta que desde el comienzo amenaza con deshacer el universo. 

El tema filosófico de Dios y su existencia es retomado por Gaiman, no cuestiona si existe o no, ni siquiera se refiere al dios del cristianismo, salvo a su hijo en una breve mención en boca del sr. Ibis:

A ese chico joven nacido de virgen, ese Jesús le va muy bien por aquí

sino que cuestiona la creencia verdadera, puesto que los dioses viven a partir de la fe de la gente, cuando los adoradores de estos antiguos dioses emigraron a Estados Unidos los trajeron con ellos,pero la creencia en estos se desvaneció y por ende su poder, en su lugar fue creciendo la fe en los "dioses" de la nueva orden: la tecnología, los medios de comunicación, la pornografía, las armas, etc. 

Así Horus, Odín, Anubis se mezclan con el dios informático  y aunque estos últimos parecen toscos comparten con los primeros la necesidad de la creencia para existir y, con este propósito, se enfrentarán por el poder. 

Al principio dije que no fue de mis preferidas y es cierto, aunque en el proceso de pensar sobre lo leído percibí que fui injusta con las dos estrellas en goodreads. Hay varios elementos que pude destacar y creo que exceden a los negativos: lo simbólico del truco con las monedas realizado por Sombra, la intromisión de lo fantástico a través de lo onírico, la insistencia en el empleo del número tres (no creo en las coincidencias, mientras leía la novela estaba trabajando con la Biblia y preparando clases sobre la Divina Comedia y vaya si ese número tiene incidencia en ambas), la utilización de los nombres que no es insignificante y la mitología: del panteón nórdico, griego, egipcio, las referencias al cristianismo, entre otros que aparecen con alusiones implícitas y pueden llegar a perderse si el lector no es curioso lo suficiente para salir a investigar. 

Como anuncié al comienzo fue un libro que me costó muchísimo leer, me aburrían las descripciones inútiles, por ejemplo, de la forma que Laura preparaba chile, la frialdad con la que Sombra recibía las noticias o la sumisión ante las órdenes expedidas por Miércoles. Los interludios, esos textos intercalados que narran cómo los dioses antiguos llegaron a Estados Unidos me desconcentraron de la historia central, (esto me lleva a una reflexión profunda, me molesta muchísimo cuando los autores publican las precuelas, esto es una forma de incluir a través de la analepsis datos necesarios para construir la historia, sin lucrar con eso, o sí) y por último, toda la novela insiste con la tormenta que está por desatarse y así corren cuatrocientas páginas, pues solamente en las últimas cien todo cobra sentido y se cierra. Desde mis preferencias como lectora ese recurso es infantil y sin sentido. Innecesario ante lo ambicioso del proyecto. 

Insisto, cada lector es único y su experiencia con un libro es intransferible, seguramente lo que a mí me pareció aburrido a otros les encante, por eso los invito a que dialoguemos en los comentarios. Cuéntenme ¿han leído al autor?, ¿leyeron esta novela?, ¿vieron la serie?, ¿creen que debería hacerlo?



Agradezco a Gio y Vanessa por la invitación, valió la pena aunque fue tedioso el proceso. 







6 comentarios:

  1. ¡Hola Lau!
    Lamento mucho que hayas pasado tanto trabajo con American Gods, siento que es un libro que puede gustar o no gustar ya que la primera vez que lo leí no le encontré nada malo, pero con la relectura pude detectar errores y momentos dónde el libro pierde el nivel de emoción y no pasa nada por varias páginas. Pero a pesar de todo sigue siendo uno de mis libros favoritos.
    He leído otros trabajos de Gaiman, como por ejemplo "Coraline" y su adaptación a Cómic de "El libro del cementerio" y espero poder leer "Neverwhere" este año.
    Vi la serie, me falta terminar un par de episodios que no pude porque me puse a ver otra de sus series "Goods Omens" y la verdad es que la serie a nivel visual es maravillosa y los personajes fueron muy bien adaptados. Es fiel al libro en algunos aspectos pero como esta Neil entre los guionistas siento que la adaptación puede agradar mucho más que el libro.
    Muchas gracias por unirte a la LC y compartir la reseña con nosotros Lau.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gio! no me divertí tanto pero tampoco te lamentes. Yo creo que es muy ambicioso y que, tal vez, si le hubieses dedicado más tiempo sería genial.
      Tendré que organizarme para ver la serie entonces.
      Besos, nos leemos

      Eliminar
  2. ¡Hola Lau!
    Este libro me lo compré el año pasado en una feria de libros y aún lo tengo juntando polvo. Me viene pasando que tenía muy buenas expectativas por reseñas que fui viendo en youtube, pero hace un tiempo que vengo escuchando criticas negativas. Cuando me de por agarrarlo volveré a comentar por acá jaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía, espero ansiosa que vuelvas porque siento que la batalla será en tu terreno.
      Esperaré, gracias por pasarte. Abrazo

      Eliminar
  3. Hola Lau, tengo un problema con Gaiman y es que no me llama para nada la atención, leí un libro que salió en el club, el océano al final del camino, y no tengo buenos recuerdos. Lo que he leído de este libro es que siempre parece tedioso y entreverado así que sigo pasando de leerlo :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, tenía curiosidad pero después de este libro me mantendré alejada porque para cabezas desordenadas basta la mía.
      Besos y nos leemos

      Eliminar