PALABRITAS COTIDIANAS "DAÑO COLATERAL"


y sí, de alguna manera debía procesar esto...

El 8 de marzo fui a la marcha, salí a la calle con una amiga, por un lado nerviosa por las amenazas, pero por otro feliz por salir a luchar por los derechos conquistados y a levantar la voz por lo que falta. 

Me sentí abrazada, fortalecida y orgullosa de ser mujer, marché lejos de todas las "personalidades", lado a lado con una mujer que quiero mucho y con quien compartí el asco de  ver a los militares defendiendo un edificio y a los hombres obstruyendo nuestro camino (sí, lo digo en voz alta: Varón: no es tu lugar)

Han pasado 24 días de este interminable mes de marzo, el número de mujeres desaparecidas y asesinadas sigue incrementándose y la autoridad máxima de este país dijo ayer en conferencia de prensa que es un DAÑO COLATERAL del confinamiento. Además, aclaró que ese es un tema que le concierne a la "vicepresidente", supongo que debe ser porque es mujer. 

ATENCIÓN: 5 femicidios en diez días, seguro no lo escuches en la radio, ni lo veas en el informativo porque nos distraen a todos con una avalancha de datos sin importancia sobre el tema de actualidad: Corona virus. 

5 mujeres asesinadas por ser mujeres, recibo todo ese dolor, de una vez, directo al pecho. Me avergüenzo de ser humana, me angustia, me asquea, siento náuseas, me enferma, no quiero ser humana, no quiero ser prima, vecina, compañera de trabajo, no quiero ser lo que son esos seres despreciables.  

Qué difícil contener esta furia, cuánta delicadeza se debe tener al usar el lenguaje porque si decís: ¡Muerte al macho! o ¡Quememos todo! siempre hay alguien que faltó a la clase de literatura y no entiende las metáforas. Y este encierro que nos silencia, que no nos permite manifestarnos, gritar de dolor por aquellas que no están, pero gritar juntas, mirándonos a la cara, levantando el puño en alto en señal de lucha y de unidad. 

Hace un tiempo empecé a leer a Rita Laura Segato, un librito pequeñito que reúne un ensayo y se titula: "La escritura en el cuerpo de las mujeres" remite a una investigación que hizo sobre las mujeres asesinadas en la ciudad de Juárez en México y el significado de esa violencia específica usada por el patriarcado mafioso. En él expresa algunas ideas que me gustaría compartir con ustedes para reflexionar sobre los dichos de ayer, los femicidios no son un daño colateral, son la consecuencia del patriarcado, de una sociedad que legitima la violencia ejercida por los hombres sobre las mujeres. 

Para Segato, los asesinatos de esas mujeres sirven para mandar un mensaje a los demás, un mensaje de impunidad. Cada asesinato recuerda a las autoridades, a los periodistas y a la población en general, quién manda. Las mujeres, sus cuerpos, sirven para expresar que son un territorio dominado por el hombre, asesinarlas es una muestra de quién tiene el poder, de quién tiene aliados, quién cuenta con influencias para salir impune de sus acciones violentas.

"El poder soberano no se afirma si no es capaz de sembrar el terror. Se dirige con esto a los otros hombres de la comarca, a los tutores o responsables de la víctima en su círculo doméstico y a quienes son responsables de su protección como representantes del Estado; habla a los hombres de las otras fratrías amigas y enemigas para demostrar los recursos de todo tipo con que cuenta y la vitalidad de su red de sustentación; confirma a sus aliados y socios en los negocios que la comunión y la lealtad de grupo continúa incólume. Les dice que su control sobre el territorio es total, que su  red de alianzas es cohesiva y confiable, y que sus recursos y contactos son ilimitados"

Rita Laura Segato "La escritura en el cuerpo de las mujeres asesinadas en ciudad Juárez" Ediciones Tinta limón

Como les dije la primera vez que compartí Palabritas cotidianas, este es un espacio para reflexionar, para alzar la voz, para intercambiar opiniones. Si te pasa lo que a mí, que no soportás más este encierro, ni esas ganas que tienen de silenciarnos te invito a que dialoguemos. 

Soy mujer y escribo desde el dolor. 

8 comentarios:

  1. Lo de anoche fue realmente indignante, vergonzoso. La forma en que banalizó el tema y se lavó las manos deja en claro una vez más su ignorancia y negligencia.
    Abrazo a la distancia Lau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar ahí, leer y comentar respetuosamente.
      Abrazo

      Eliminar
  2. ¡Hola Lau!
    Por mi parte iba a ir a la marcha del 8 de marzo en Canelones, pero vi hombres marchando junto a nosotras, y que me llamen radical si quieren, pero no me siento segura con ningún hombre que no sea mi hermano.
    Él es el único hombre que sé que jamás me levantaría la mano o haría algo para herirme de ninguna manera. Así que en cuanto vi el panorama de la marcha de mi ciudad me volví a casa, pero me volví a casa con una derrota en la mente. Derrotada por ver tanto hombre que no tenía nada de relevante ahí, podría disculparlos si están reclamando justicia por una mujer de su familia, pero ir a marchar mientras tomas mate con tu familia como si fuera un paseo para bajar la panza, no me parece.
    Con respecto a nuestro presidente, no voy a hablar, ya sabes que lo repudio y desgraciadamente lo veo cuando viene a votar a mi ciudad, un tipo repugnante, asqueroso, con el mismo intelecto, valores y capacidad para pensar que un cavernicola. Con respeto al cavernicola, ya que este sigue evolucionando.
    Hace días que no estoy mirando televisión pero por desgracia a mi madre se le antojó ponerla cuando estaba hablando nuestro "querido" presidente.
    Además de cagarse en el pueblo ocultando la suba de precios con el asunto del COVID-19 que lees sobre el asunto hasta en el papel higiénico, se cagó en todas las mujeres del país.
    Y aunque muchas mujeres aplaudan al querido presidente por "tener las prioridades claras", tarde o temprano se van a arrepentir, porque vivimos en una sociedad dónde ser mujer no tiene ningún valor, salvo para ser lienzo de atrocidades como relata Rita Laura Segato o para ser vasijas que retienen semen y expulsan hijos, si es varón que bien, un machito y si es niña, otra vasija que va a parir hijos si no la matan antes.
    Porque esa es la sociedad dónde vivimos, y la gente no lo quiere admitir.
    El presidente descartó el tema como quién está muy tranquilo en la feria eligiendo las verduras y descarta todo aquello que no le parece adecuado.
    Como hablamos tantas veces por mensaje privado, van a ser 5 años crudos, de lucha y perseverancia. No solo para el pueblo, sino para la mujer.
    Y me duele, me duele que la vicepresidenta se haya llenado la boca en marchas, hablando con mujeres de negro y que no tenga los ovarios bien puestos para hacerle sugerencias al presidente. Ya me veía venir el feminismo de cartón, pero pensé que la vicepresidenta iba a tener los ovarios suficientes de querer pelear por las mujeres, o incluso, por las mujeres que votaron su partido o que trabajan y militan día a día para verlos dónde están.
    Te mando un abrazo enorme Lau.
    De esta vamos a luchar para salir, no va a salir fácil y quizá no salgamos todas.
    Pero vamos a salir.

    Gracias por este post Lau, es un placer leerte, dialogar y desahogarme sin ningún tipo de censura en este post.
    Esperemos que por lo menos nos permitan seguir teniendo palabras y pensamientos propios.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gio, sabés que acá siempre hay espacio para la exposición de ideas siempre de forma respetuosa. Estamos de acuerdo en la mayoría de los aspectos que planteás, ni ir a la marcha como un paseo familiar, ni las mujeres silenciadas, se vienen tiempos duros para los trabajadores, ojalá que no perdamos la empatía.
      Beso

      Eliminar
  3. Qué dolorosa la lectura de Segato (que ya mismo está en mi lista de pendientes), y qué doloroso saber que sus palabras son ciertas. Gracias por compartir lo que sentís, creo que lo compartimos y que, como dicen arriba, van a ser años crudos, pero los afrontaremos juntas.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía! La verdad que sí, dolorosa pero tan certera su investigación. Te la recomiendo mucho.
      Juntas sí, eso es lo único que importa, gracias por leer y comentar

      Eliminar
  4. Hola Lau, gracias por alzar tu voz en nombre de todas. La verdad que es vergonzoso si lo que dijo y cómo lo dijo, sin saber qué responder a la periodista, creo que no se le pasó por la cabeza que le pudieran preguntar algo de eso y ni siquiera le importa el tema.
    Yo soy sincera, me acobarde, tuve miedo, realmente tuve miedo y no fui a la marcha por las amenazas. Mismo mi madre me llamó al otro día toda preocupada por si había ido al final, y se alivió cuando la dejé tranquila que me había quedado en mi casa.
    No es justo, no es justo que nos amenacen y que no podamos ni manifestarnos por el miedo que generó la situación. El miedo me venció y me sentí vulnerable al punto de no querer salir... Ahora vienen con lo de daño colateral, son unos ridículos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, qué lindo leerte por acá. No fuiste la única que sintió miedo, no había que subestimar tampoco, pero juntas somos fuertes, juntas siempre.
      Creo que ni en nuestras peores pesadillas se nos pasó que tendríamos que enfrentar esta realidad.
      Abrazo fuerte

      Eliminar